Paraguaya en el mismo rango que Juan Pablo II

El status de venerable es el primer título que concede la Iglesia Católica a quienes mueren con fama de santidad, le siguen el de beato y por último el de santo. María Felicia de Jesús Sacramentado (Chiquitunga) es “venerable” según decreto firmado por el papa Benedicto XVI del  27 de marzo de 2010. Es la  primera  paraguaya en ese nivel.

En cuanto a jerarquía dentro de la Iglesia Católica Chiquitunga está en el mismo peldaño que ocupa actualmente el recordado papa Juan Pablo II. Ambos son venerables.   

La beatificación y santificación siguen a este primer paso. Son procesos que pueden ser lentos o rápidos según los informes de milagros que se vayan presentando a la Santa Sede y su minucioso estudio. Chiquitunga  tiene en el Vaticano el informe de un presunto milagro, incluso mucho tiempo antes de ser venerable. Recién ahora será estudiado ya que antes de obtener el citado título no se podía investigar sobre ningún presunto milagro.

Se trata de un caso ocurrido en San Pedro del Ycuamandyyú y es el nacimiento de un niño sin signos vitales a quien los médicos ya lo dieron por muerto. En medio de la desesperación de sus padres una enfermera sugirió encomendarse a Chiquitunga. Sorprendentemente, el niño empezó a dar señales de vida. Esto ocurrió en 2002.   

¿Cómo se llega a este nivel de reconocimiento?   

El proceso de beatificación y canonización fue abierto el 13 de diciembre de 1997 y concluido el 28 de abril de 2000. El 10 de mayo de 2001 fue presentada copia de toda la documentación procesal (Positio) en la Congregación para las Causas de los Santos. La Positio super virtutibus fue examinada con voto positivo el 20 de marzo de 2009 en el Congreso Peculiar de Consultores Teólogos y el 8 de febrero de 2010 en la Congregación de Cardenales y Obispos. El Santo Padre autorizó la promulgación del Decreto sobre las Virtudes el día 27 de marzo de 2010, con lo que la Sierva de Dios recibe el título de Venerable. Se llama Sierva/o de Dios a toda persona con fama de santidad desde que se inicia el proceso de beatificación.   
   
De alcurnia   

María Felicia Guggiari Echeverría (llamada Chiquitunga familiarmente) nació el 12 de enero de 1925 en Villarrica, primogénita de siete hermanos. Fue sobrina de José Patricio Guggiari, ex presidente liberal de la República,  cuyo mandato duró entre 1928 y 1932.

Su familia perteneció a la clase alta de Villarrica, pero eso no impidió su innato esmero por servir a los demás: visitaba a los ancianos y enfermos de la ciudad llevando consuelo y cuidados.    

A los 16 años se incorporó al Movimiento Acción Católica de su ciudad. La Acción Católica es una forma de apostolado para el anuncio del Evangelio. Fue creada según directrices del papa Pío XI y del Concilio Vaticano II. Chiquitunga fue miembro activa de la agrupación.   

Su primer director espiritual, P. Juan Cipriano Prieto, ofrece una semblanza de la religiosa, luego Julio Félix Barco entrega otra obra sobre extractos de sus cartas, poemas y datos biográficos que ubican al lector en la vida de María Felicia y en sus relaciones con los demás.   

Chiquitunga enamorada   
   
En 1950 la familia se muda a la capital. En Asunción Chiquitunga estudia en la Escuela Normal Nº 1 de Profesores “Presidente Franco” y se incorpora a la Acción Católica de Asunción.   

Allí empezó una nueva etapa en su vida, la más dura, la que la llevará a demostrar sus virtudes de fortaleza y verdadero amor a Dios.   

En abril de ese año conoció a Angel Sauá Llanes. Con él llegó la posibilidad de un noviazgo que podía concluir en matrimonio, ya que todo el tiempo y entusiasmo de ella estaban dedicados a Dios. El estaba entonces a punto de graduarse de médico.  Con el tiempo se convirtió en sacerdote y médico psiquiatra.   

Se conocieron en un encuentro de la Acción Católica donde Sauá dio una conferencia. Nació una amistad entre ambos, una simpatía mutua que fue creciendo. El la visitaba y ambas familias se entusiasmaron con la unión de los jóvenes, aunque ellos no habían definido exactamente cuál era su lazo, si se trataba de un mismo ideal: servicio a los demás, difusión del evangelio; amistad, cariño o algo más.   
  
Chiquitunga se enamoró y con el tiempo lo confesó y lo resumió así: “estoy enamorada de Sauá, pero más enamorada estoy de Jesús”. Fue una relación inefable con ideales de amor a Dios, servicio, entrega.   
  
Lo cierto es que Sauá decide hacerse sacerdote en medio de confusiones que le llevará cierto tiempo resolver. Ella aceptó la decisión con alegría y prometió rezar incansablemente para que él tenga un santo sacerdocio. Chiquitunga se aferra a la oración como siempre lo hizo, pero ahora tiene el rechazo de la familia que la culpa por la pérdida del “novio” y no está de acuerdo con  su actividad religiosa y  su ingreso al convento.

En 1952 Chiquitunga y Sauá  se vieron por última vez en la Estación Central del Ferrocarril, en Asunción. Ella le entregó un autorretrato y él una pulsera con el nombre grabado de un personaje literario tan noble como María Felicia. Hoy ambos objetos son tesoros de la familia Guggiari.

Una paraguaya está camino a ser declarada santa de la Iglesia

María Felicia de Jesús Sacramentado, conocida como Chiquitunga, está por ser proclamada por el papa Benedicto XVI como venerada, un paso antes de beata. Este martes se cumplen 50 años de su muerte.

 

Miles de paraguayos y extranjeros la adoptaron como su protectora. Se encomiendan a ella y le piden milagros.

La monja de la congregación de las Carmelitas Descalzas, María Felicia de Jesús Sacramentado, conocida como Chiquitunga Guggiari (su apellido antes de entrar al convento), podría ser la primera santa paraguaya.

A días de cumplirse 50 años de su muerte, el 28 de abril (ver programa del festejo en cuadro), la Iglesia católica paraguaya aguarda que el papa Benedicto XVI la proclame venerable.

Con ello avanzaría un paso más en su camino a la santidad. El siguiente escalón sería su beatificación antes de llegar a la canonización.

El 20 de marzo, teólogos del Vaticano aprobaron un estudio sobre la vida y la fama de santidad de la sierva de Dios (primer grado que la Iglesia católica otorga a una persona candidata a ser santa) y dieron su voto favorable sobre sus virtudes heroicas. Ese era un requisito fundamental para que la puedan declarar venerable.

Una vez que la proclamen, integrantes de la Congregación para las Causas de los Santos de la Santa Sede iniciarán un estudio de sus milagros.

La mujer, nacida en Villarrica del Espíritu Santo el 12 de enero de 1925, tiene varios presuntos milagros o "gracias" hasta que el Vaticano los confirme como tales.

Uno de ellos ya fue enviado a Roma. Se trata de un niño que había nacido sin los signos vitales en el Departamento de San Pedro. La obstetra que le atendió se encomendó a Chiquitunga. A los 30 minutos, el bebé recuperó la respiración. Pese a ese paro de tanto tiempo, el niño no tuvo secuelas.

En el país existe una Secretaría General de la Causa de Beatificación, conformada por las hermanas y sacerdotes de su congregación, quienes se encargan del proceso en el país.

La causa de beatificación se inició el 13 de diciembre de 1997 con el arzobispo Felipe Santiago Benítez, quien dio apertura al proceso diocesano. A partir de allí, se formó un tribunal para recoger testimonios de quienes la conocieron, y elaborar la Posittio: una tesis que confirma la vida virtuosa de la persona.

CHIQUITUNGA EN VIDA. Sus hermanas de sangre la recuerdan como alguien diferente a los demás en su forma de vestir, en su discreción, en sus silencios y humildad. También como una chica alegre, muy devota y linda.

"Sabíamos que esa era su forma de ser y punto. Pero no decíamos: ?Ay, esta va a ser una santa, va a ser diferente'. Ella nos hacía las música para los cumpleaños. Hacía parodias y nos repartía para cantar entre todas. Vivimos con ella experiencias cotidianas", señaló Mirella Guggiari, una de los seis hermanos de Chiquitunga.

Recordó que se enteraron de que Chiquitunga entraría al convento de las Carmelitas Descalzas cuando tenía 30 años, tres días antes de que lo hiciera.

"Nunca antes había dicho. Nosotros pensábamos que iba a ir a un convento de las salesianas porque todas terminamos en el Colegio María Auxiliadora. Ella siempre tuvo esa inquietud salesiana. Tenía un espíritu de oración fuerte, pero ella quería la entrega total", agregó Guggiari.

Cuando su papá se enteró de su decisión dijo: "Ahora mismo me voy a matar a las monjas embaucadoras". "Después de dos o tres horas volvió y le dijo a mi mamá: ?Vengo de un pedazo de cielo y si otra de mis hijas me pide para ir al convento yo mismo le voy a llevar'. Eso, por ejemplo, fue como un milagro de Chiquitunga", señaló su hermana Magalí.

CELEBRACIÓN POR EL ANIVERSARIO DE MUERTE

Este martes 28 de abril se conmemoran los 50 años de la muerte de Chiquitunga. Es por ello que ese día, a las 18.30, se celebrará una misa en la capilla de las Carmelitas Descalzas (Nuestra Señora del Carmen y San Rafael).

La eucaristía será presidida por el arzobispo de Asunción, Pastor Cuquejo, y concelebrada por otros obispos y sacerdotes.

A continuación de la misa, a las 19.30, se proyectará el documental sobre su vida, Jazmines del Alma, producido por el realizador nacional Juan Carlos Maneglia.

Las calles ubicadas frente al convento estarán clausuradas exclusivamente para los dos actos. Se instalarán pantallas gigantes.

 

Por Ma. José Centurión de Diario Ultima Hora 26/04/09

 

Personaje

CAMINO A LA VENERACIÓN

Vistió el hábito de la congregación Carmelita Descalza con el nombre de María Felicia de Jesús Sacramentado, pero fue más conocida como la hermana Chiquitunga. Este martes 28 se cumplen 50 años de su fallecimiento. Recientemente los teólogos del Vaticano dieron el voto positivo para que la Sierva de Dios sea declarada por el Papa como venerable. Tras el estudio de sus presuntos milagros, puede llegar a ser la primera santa paraguaya.

Con motivo del aniversario de su pronta partida (Chiquitunga murió a los 34 años), habrá una

misa este martes 28, a las 18:30 en el Monasterio de las Carmelitas Descalzas de Asunción en Nuestra Señora del Carmen esquina San Rafael, seguida de la presentación de un documental sobre la vida de la religiosa. Chiquitunga se convirtió en noticia en coincidencia con los 50 años de su muerte. El 20 de marzo de 2009 los peritos teólogos le dieron el voto favorable para que Benedicto XVI la declare venerable, un paso previo a la beatificación. La información analizada sobre ella en la Santa Sede contenía testimonios, sus virtudes heroicas y de santidad, todo reunido en dos tomos. La positio contó con 1.600 páginas verificadas por un tribunal de nuestro país. Los responsables de la causa de beatificación creen que el Papa hará la proclamación aproximadamente para finales de este año. El siguiente paso

es el estudio de un presunto milagro por la Congregación para las Causas de los Santos del Vaticano. Ese presunto milagro ya fue presentado y se refiere a la repentina aparición de signos vitales en un recién nacido a quien los médicos ya lo daban por muerto. El hecho ocurrió en San Pedro del Ycuamandyyú hace 7 años, y fue una enfermera la que propuso pedir la gracia a Chiquitunga.El proceso de beatificación de esta ferviente católica villarriqueña, que si todo marcha favorablemente concluirá en los altares, empezó en 1997 en Asunción. La fama que la religiosa ganó ya en vida los favores que se le atribuyeron luego de su muerte y la simpatía que despertó en quienes fueron conociéndola hicieron que la figura de Chiquitunga sea pensada para la santidad 38 años después de que le diagnosticaron la enfermedad púrpura, motivo de su deceso.

María Felicia Guggiari Echeverría nació el 12 de enero de 1925 en Villarrica. La primogénita del matrimonio de Ramón Guggiari y Arminda Echeverría tuvo una infancia normal, entre juegos y escolarización; una adolescencia distinguida por la caridad, el amor a Cristo, a sus padres y hermanos. “Era de misa y comunión diaria, recorría Villarrica en bicicleta cuidando enfermos, llevaba leprosos a casa, rezaba y hacía ayunos. Nos cuidó a todos nosotros con tanto amor”, recuerdan hoy sus hermanas menores Amarú y Magalí Guggiari.

Estudió primero en su natal Villarrica y obtuvo el título de maestra nacional. Ya en Asunción, luego de la Revolución de 1947, que trajo problemas a la familia de origen liberal, los Guggiari se trasladaron a Asunción en 1950. Ingresó a la Escuela Normal N° 1 de Profesores “Presidente Franco”. Luego ejerció el magisterio en la escuela Perpetuo Socorro, de nuestra capital. Inmediatamente se sumó a las filas de la Acción Católica de Asunción, así como ya lo hizo en Villarrica. En 1955 ingresa al monasterio de las Carmelitas Descalzas.

 

Publicado por Liliana Sanchez en el Diario ABC colo 26/04/09

Farandula

Presentan Documental de Chiquitunga

Juan Carlos Magnelia, Tana Shémbori
Juan Carlos Magnelia, Tana Shémbori

“Jazmines del Alma” se llama el film que dirigió la dupla Maneglia- Schémbori y que se verá por Canal 13.

Canal 13 va a presentar mañana a las 22 horas un documental sobre la vida de  María Felicia de Jesús Sacramentado (Chiquitunga Guggiari). La religiosa podría ser la segunda santa paraguaya, ya que tiene el voto positivo de los teólogos del Vaticano para ser declarada venerable y va rumbo al altar. Sería la primera mujer paraguaya que alcance la beatificación.

El audiovisual que se llamará “Jazmines del Alma” tendrá una duración de 40 minutos y cuenta la historia de la monja, su recorrido, entre su ciudad natal Villarrica y Asunción, así como testimonios de sus hermanos y de personas de la congregación Carmelitas Descalzas.

Los encargados de la realización fueron la pareja de directores Tana Schémbori y Juan Carlos Maneglia, quienes trabajaron durante varios meses en la filmación del documental que se presentará justo en la fecha en que se cumple 50 años de su muerte.

¿Quién es Chiquitunga?

María Felicia Guggiari nació en Villarrica en enero de 1925 y falleció en Asunción en 1959. Fue religiosa de la congregación Carmelitas Descalzas. El 20 de marzo la sierva de Dios obtuvo el voto positivo de los teólogos del Vaticano. Si se concreta su beatificación sería la segunda santa paraguaya. El primero fue San Roque González de Santa Cruz, declarado santo por el papa Juan Pablo II en Asunción en 1988.


Publicado por el Diario Crónica

Documental sobre la vida de Chiquitunga Guggiari

Magnelia rinde Homenaje a una Carmelita Descalza

El realizador audiovisual de reconocida trayectoria, Juan Carlos Maneglia, presenta un nuevo documental el martes 28. Se trata de “Jazmines del Alma” sobre la vida de la religiosa carmelita descalza Chiquitunga Guggiari, y en coincidencia con los 50 años de su muerte. La presentación será a las 19:00 en el monasterio de las Carmelitas Descalzas de Asunción. A las 20:00 del mismo día, Canal 13 lo emitirá.

 

Maneglia conoció la historia de la sierva de Dios, cuyo proceso de beatificación está en Roma y pensó en un documental sencillo, respetuoso, ameno y ágil.

Nace un proyecto

Hace aproximadamente cinco años y tras largo tiempo de frecuentar el monasterio de la congregación con su familia, llamó la atención del realizador la devoción de la gente hacia Chiquitunga.

Del proceso de realización explicó que con las hermanas biológicas de la monja y una amiga de ella visitaron las casas donde la familia Guggiari vivió en Villarrica y Asunción. “Fui grabando algo que generalmente no se hace, que es el procedimiento de tocar puertas y pedir permiso para que las personas que la conocieron hablen, la recuerden. Me di cuenta de que ese proceso me gustaba para usar dentro del documental como formato. En la espontaneidad de la gente está la verdad”, indicó.

Portada del DVD que contiene la vida de la religiosa, narrada por quienes la conocieron tanto en Villarrica como en Asunción.

En cuento al resultado dijo estar contento. Fueron 30 horas de grabación donde en todo momento Juan Carlos trató la información obtenida con mucho cuidado, buscando la mayor fidelidad posible con la historia de Chiquitunga. Contó con la cercana colaboración del hermano Restituto Palmero y Fabiola Barrios, miembros de la Secretaría General de la Causa de Beatificación. “No tiene voz en off. Solamente los entrevistados hablan. Ya que con un presentador se puede conducir la historia hacia donde uno quiere y marcar los énfasis, pero cuando se depende de entrevistados ellos gobiernan la historia”, explicó.

La producción pertenece al sello Maneglia Schémbori y la conducción del documental a Juan Carlos Maneglia. El nombre “Jazmines del Alma” responde a la llamativa coincidencia de encontrar la flor en cada una de las casas donde vivió Chiquitunga. “La presencia del jazmín es muy notoria, por su aroma que es como el aroma del alma. Para mí el jazmín es como el alma de Chiquitunga que está presente”.

Juan Carlos Maneglia

Publicado por el Diario ABC color 26/04/09

Breves: Aniversario: Recuerdan muerte de Religiosa

Al cumplirse los 50 años de la muerte de la sierva de Dios “Hermana Chiquitunga”, la Secretaría de la Causa de Beatificación prepara dos actos conmemorativos, a las 18:30 horas una Misa de Acción de Gracias presidida por el Sr. arzobispo de Asunción, Mons. Pastor Cuquejo, y a las 19:30, la presentación  y proyección de un documental sobre su vida, realizado por Juan Carlos Maneglia. La Iglesia del Paraguay tiene en la actualidad los tres mártires jesuitas  que dieron su vida por la evangelización de estos pueblos en el siglo XVII. La Causa de Beatificación de la Sierva de Dios es de gran importancia para la Iglesia local, pues podría ser la primera santa paraguaya, la primera santa moderna del Paraguay.

 

fuente: Diario La Nación - Paraguay 24/04/09

 

50 Años de la Muerte de la Religiosa

Chiquitunga será proclamada Venerable

Se cumplen 50 años de la muerte de María Felicia de Jesús Sacramentado (Chiquitunga Guggiari). La religiosa ya tiene el voto positivo de los teólogos del Vaticano para ser declarada venerable y va rumbo a convertirse en la primera paraguaya que alcance la beatificación. El 28 de abril será la misa por el aniversario de su fallecimiento y la presentación de un audiovisual sobre su vida.

 

María Felicia de Jesús Sacramentado “Chiquitunga”.

El 20 de marzo la sierva de Dios obtuvo el voto positivo de los teólogos del Vaticano. Se abre la puerta para que sea declarada como venerable por el Papa. Se cree que el decreto del Sumo Pontífice estará para finales de año. La proclamación de venerable es un paso previo a la beatificación.


El hermano Restituto Palmero Rodríguez, de la congregación Carmelitas Descalzas, explicó que una vez que sea venerable empezará el estudio de sus milagros por la Congregación para las Causas de los Santos del Vaticano. En Roma ya se presentó hace años el primer milagro atribuido a Chiquitunga.

Es el caso de un recién nacido, hijo de padres sordomudos, en San Pedro del YCuamandyyú hace 7 años. El pequeño no presentaba signos de vida y su piel estaba ennegrecida. Los médicos dijeron que ya nada se podía hacer. Una obstetra sugirió rezar a Chiquitunga, milagrosamente el niño empezó a respirar minutos después.


Con motivo de cumplirse los 50 años de su muerte en la capilla del monasterio de las Carmelitas Descalzas (Nuestra Señora del Carmen esquina San Rafael), a las 18:30 será la misa de acción de gracias el 28 de abril, fecha del fallecimiento de Chiquitunga. A las 19:30 se presentará el documental “Jazmines del Alma” sobre su vida y con los relatos de quienes la conocieron.

Fabiola Barrios, Magalí Guggiari, el hermano Restituto Palmero y Amaru Guggiari durante la visita a nuestro diario.

Acompañaron al hermano Palmero en su visita a nuestro diario Amaru y Magalí Guggiari, hermanas de Chiquitunga. Invitan a la eucaristía que estará presidida por el arzobispo de Asunción, monseñor Pastor Cuquejo.

María Felicia Guggiari nació en Villarrica en enero de 1925 y falleció en Asunción en 1959.

 

Publicado por el Diario ABC color 01/04/09